miércoles, 7 de septiembre de 2011

CUANDO LA VAGUEZA SE "INSTALA" EN LA ADMINISTRACIÓN

Buenas

Hace un tiempo que he tenido la suerte, por segundo año consecutivo, de dejar atrás la sombra del paro (tan larga que asusta en los tiempos que corren). Al menos temporalmente, ya que mi contraro es temporal.

Tengo además, la suerte de trabajar en algo que me gusta. Soy monitor deportivo en instituciones penitenciarias. Ya lo fui el anteriormente, y la experiencia, sin entrar en detalles ahora mismo (porque el post no es sobre eso esxactamente), fue muy satisfactoria. Total, que repito otra vez.

Mi día comienza todas las mañanas a las 5 y media, cuando me levanto dispuesto a prepararme para darme una ducha, hacerme la cama, desayunar, prepaprar todo aquello que pueda necesitar, ir a la parada de bus que nos lleva a los trabajadores al curro y sobar hasta llegar, o escuchar la radio, o pensar...

La cosa es que durante los últimos 3 años, el mismo conductor ha llevado y traido del trabajo a los trabajadores, teniendo siempre unas paradas en diversoso puntos del trayecto. Sin embargo, el conductor es tan majo que siempre hace unas "paradas extras" con el fin de hacer el favor a la gente de dejarla un pelín más cerca. Realmente, no sirve de mucho, ya que por ejemplo para 100 metros antes que las paradas oficiales. No obstante, los trabajadores vienen acostumbrados a ellos.

Pues bien, debido a que el bueno del conductor se ha ido de vacaciones, ha sido sustituido por tan solo 1 semana. Es un conductor desconocido para nosotros. Sin embargo, como el profesional que es, ha decidido que hará las paradas establecidas en su ruta, independientemente de lo que hiciera el conductor al que sustituye.



Y he aquí la cuestión. Ha sido terrible la avalancha de quejas que se le ha venido encima al pobre hombre. No solo en cuanto a protestar por ello a su superior inmediato (que le ha dado la razón a él, para más inri), sino en cuanto a montarle saraos espectaculares durante los viajes, algunos de los cuales casi llegan a las manos.

Ahora, ¿De verdad le vale la pena al hombre saltarse las directrices que le han dado sus superiores por una semana que estará con nosotros? ¿Le vale la pena al conductor arriesgarse a parar donde no toca y que atropellen al trabajador, comiendose de esta manera el marrón por parar donde no debía? ¿Vale la pena enfadarse con él por hace bien su trabajo ¿Vale la pena que le echen en cara algo como eso para ahorrarse un máximo de 100 cochinos metros de caminata?

Cada uno tendrá una visión de lo sucedido. Mi visión está clara: las cosas son como son, y si el pobre hombre quiere hacer el favor, maravilloso; si no quiere, y más por una mísera semana, pues tocará caminar unos cuantos metros más antes de llegar a casa. Pero vamos... cuanto más tenemos, más queremos... y a veces lo pagan los que no deben.

Un saludo,

Hasseo.

3 comentarios:

Alex dijo...

Hola Hass

La palabra que define este post yo diria que es insatisfacción...si la gente no se conforma con lo que tiene , quiere siempre más...pero a veces deberían pararse y pensar en lo que tienen...puede ser que no se hayan dado cuenta de lo mucho que lo necesitan y de el poco uso que normalmente le están dando.Yo creo, que en mayor o menor medida esto le pasa a casí todo el mundo y que los vendedores muchas veces crean esa insatisfacción para que compremos más...

Potayelrojo dijo...

Yo es que creo que no tiene siempre porque hacer las paradas que le diga la gente.... es que el conductor ese era crak le decias que pare en algun lado y vamos paraba para facilitarles la cosa a la gente.. pero ellos tienen que respetar sus rutas encomendadas lo otro ya es opcional... unos lo haran otros no claro esta la gente esta super acostumbrada ya y veran raro que no lo hagan pero en mi opinion por andar un poquito mas no te vas a morir pero lo dicho la cosa siempre es quejarse y exigir

Nin dijo...

Vivimos en la sociedad de la comodidad, del poco hacer y mucho pedir. Me parece una barbaridad que trabajadors supuestamente "profesionales" a los que se le da la gran oportunidad de tener un transporte gratis, vayan demandando cosas totalmete fuera de lugar. Ya me acuerdo que me contaste la situación pero lo unico que se consigue de esta manera es que quitwn el auntobús y que cada uno vaya en su coche o taxi y se gaste un dineral, así valorarian lo que se les da! Pero bueno esto pasa con todo en esta sociedad, la gente pide mucho, critica mucho y luego cuando les toca moverse a ellos no hacen nada...
En fin, es muy tiste.
Saludos!

Publicar un comentario