miércoles, 4 de enero de 2012

MINECRAFT: ANÁLISIS

Buenas

A veces, los jugones nos encontramos con la tesitura de oir hablar de un juego muchísimo, de manera casi cansina, pero que de alguna manera no nos llama la atención, ya sea por testarudez, por exceso de vicio por el momento, o por que sencilla y llanamente no nos llama la atención el juego en sí. A partir de ahí, pueden suceder 2 cosas: que acabemos jugándolo algún día, sea cuando sea, independientemente de que nos acabe molando o no, o que se nos pase el arroz y no toquemos el juego en nuestra puñetera vida, con lo cual luego nos puede quedar siempre una espinita clavada.

Minecraft es uno de esos juegos de los que tanto se oye hablar, sobre todo en los últimos tiempos, en los que ha batido récords de ventas, y eso tan solo en su fase beta, que ha durado un par de años. Y es que el juego ha cosechado una enorme marabunta de éxitos antes de su salida oficial al mercado. Pero una vez visto los vídeos, uno se pregunta, ¿Cómo puede un juego independiente, con la pinta que tiene y esos gráficos como puños tener tanto éxito? Enseguida la explicación por Hass.


AVENTURA A TU ROLLO Y SIN FIN CON INFINITAS POSIBILIDADES

Con ese título dejo claro lo que es Minecraft: un juego en el que no tenemos ni un solo objetivo claro. Tan solo tenemos algo claro y general: sobrevivir.

Plantados en medio de un mundo generado de manera totalmente aleatoria al inicar cada partida, tenemos que buscarnos la vida como mejor podamos. Hay que tener en cuenta que TODO a nuestro alrededor está formado por seccions cúbicas, que podemos destrozar a nuestro antojo. De esta manera, y siempre con vista en primera persona, podemos por ejemplo excavar un túnel en la primera montaña que veamos para adentrarnos en ella y pasar, por ejemplo, la noche. Y es que el ciclo entre noche y día en Minecraft es importantísimo. Mientras que durante el día estaremos más o menos tranquilos, a no ser que encontremos una mazmorra o un pueblo o algún enemigo aislado, por la noche la cosa es bien distinta: zombies, criaturas explosivas, lobos y demás bichejos pululan durante la noche, de manera que tenemos que ingeniarnoslas para sobrevivir. Especialmente al principio es una tarea emocionante, porque tenemos pocos recursos, y muchas noches las pasaremos escondidos en nuestras precarias cuevas excavadas con los puños.

Pero esta situación es solo cuestión de tiempo. Y pronto nos daremos cunenta de que fácilmente podemos recolectar todo tipo de material de nuestro alrededor para buscarnos la vida: madera, piedra, flores, seda, lana... gracias a esta recolección y tras crearnos un banco de trabajo, podemos cmbinar materiales para crear espadas, lanas, vestimenta, armadura, cañas de pescar, barcas, baúles, antorchas... y así un largo etcétera de objetos. En definitiva, y gracias a esta simple mecánica, el juego consigue algo de lo que muchísimas de las superproducciones de hoy en día no consiguen: estimular al jugador, hacerlo vivir una verdadera experienci de autodescubrimiento y de habilidad, con el único y simple objetivo de sobrevivir. Obviamente, y si nos lo curramos, cada vez es más fácil sobrevivir, sobre todo porque ganamos experiencia a medida que matamos enemigos o animales, y subimos de nivel. Sin más, sin habilidades especiales ni nada parecido... al menos por el momento, ya que parece ser que dentro de poco empezará el juego a recibir constantes actualizaciones.


"Aqui un señor se ha construido un castillo en la nieve"

Pero algo aún más positivo del juego es este detalle: cuando parece que conoces todo lo que el juego puede ofrecer, todavía te sprprende: sin ir más lejos, ayer me enteré yo de que podías esquilar a los animales, hacer que se apareen y si te lo montas tú, crearte granjas a tu medida. Y es que no hay ningún icono ni nada similar llamado "granja", sino que es el propio jugador quien, con ingenio, tiene que darse cuenta de que si encierra con cubos que haya recolectado a uno cuantos animales, los alimenta y los cuida, pueden incluso procrear. De esta manera, nunca nos faltará alimento (indispensable. Solo recuperamos vida gradualmente si tenemos la barriga llena). O si los esquilamos o desollamos, nunca nos faltrá vestimenta. Esta enorme libertad da pie también a que podamos contruir TODO AQUELLO QUE IMAGINEMOS. Ni siquiera hay necesidad de tutorial, es todo puro ingenio.

Claro que si lo que queremos son cosas más overs, tendremos que explorar, explorar y explorar, especialmente bajo tierra, dónde infinidad de tesoros y minerales preciosos nos esperan en largos y duros viajes. El hecho de morir en el juego nos llevará ante un respawn, perderemos todos los objetos, los cuales podremos recuperar volviéndo al lugar donde morimos, aunque tendremos un tiempo antes de que desaparezcan. Esto no hace más que añadir un extra al objetivo de no morir.

Por si esto le pareciera poco a cualquiera, Minecraft cuenta con un modo "Hardcore", en el que las mecánicas son las mismas, pero los enemigos son más numerosos, más poderosos, y si morimos... no perdemos los objetos, sino que nuestra partida se elimina directamente. Todo un reto para los más osados. Mi intento consistión en sobrevivir alrededor de una hora. Pero moló cantidad.

"Los zombies aparecen sobre todo de noche. Tocan mucho los huevos xD"


No obstante, Minecraft tiene algunos defectillos que, casi con toda seguridad acabarán puliendo, y dudo que tarden mucho. Por decir algo, hay momentos en los que el personaje camina solo, cómo si la dirección se bloqueara durante unos cuantos metros. No es que incida demasiado en el juego, pero en ocasiones contadas es algo molesto. Por otro lado, el hecho de que no haya un objetivo concreto hace que requiera de mucha paciencia, y el desarrollo puede resultar lento para los menos paciente... aunque que cojones, ellos se lo pierden xD

Otro punto que calificaría de "negativo" sería quizás el hecho de que muchas veces el escenario es tan similar que puede llegar a ser cansino, si es que se me entiende. EStaría bien que con el tiempo esto se revisara, porque puede ser probablemente el mayor pero que le puedo achacar al juego... aunque que ostias, tampoco es un gran problema, ya que todo es modificable a nuestro antojo.

En definitiva, Minecraft es un juego cuyo éxito está más que justificado. El hecho de que mis colegas me presionaran a probarlo hizo que me lo comprara, y ha valido la pena. Por solo 19,95 Euretes podeis descargaroslo en menos de 2 minutos de la página oficial, a través de paypal, y tendreis la oportunidad de jugar a uno de los juegos más sorprendentes de los últimos tiempos. Nunca una idea tan simple como Minecraft pudo ser tan acertada. Yo diría que el juego está especialmente preparado para gente creativa, ya que las posibilidades de creación son casi infinitas. Es parecido a lo que veíamos en little big planet... solo que en little creas "videojuegos" o sus niveles, aunque contiene algunos bugs... sin embargo, en minecraft no hay bug alguno, y creas LO QUE QUIERAS. Buen trabajo Mojang team.

De regalo, aquí teneis un vídeo de coña sobre el juego, "Minecraft en un minuto" xD.



VALORACIÓN


AMBIENTACIÓN--------------7
SONIDO-----------------------7,5
GRÁFICOS--------------------6
DIVERSIÓN-------------------9,5
JUGABILIDAD----------------9


NOTA FINAL----------------------------8,75

1 comentarios:

Alex el Necros dijo...

hola hass.
Estoy de acuerdo en todo.De todas formas creo que el juego tiene un bug un poco incorregible...y es que si juegas online, te darás cuenta de que el suele estar totalmente construido y no se puede editar.Creo que jugarlo online solo estaría bien con servidores de poca gente.

Publicar un comentario