martes, 10 de mayo de 2011

AMNESIA: THE DARK DESCENT

Buenas

Para un aficionado a los survival horror como yo, que me giñan y me hacen disfrutar al mismo tiempo, era casi imposible que no acabara jugando a Amnesia: the Dark descent. Había oído hablar de él en más de una ocasión (una de ellas, como es habitual, a través del señor Faillen), pero no conocía el alcance de su profunda inmersión. En fin, aproveche un par de semanitas antes de semana santa para hacerme con él, y tras las vacaciones lo había terminado. Aquí mi valoración.



LA PRESIÓN DEL TERROR

Desarrollado por el grupo independiente "frictional games", amnesia es la continuación de "Penumbra", el anterior juego de la saga de esta compañía casi desconocida (Aún no he podido jugar a los anteriores títulos, pero lo haré sin falta).

Amnesia nos pone en la piel de Daniel, un desconocido que despierta en una mansión gigantesca y tenebrosa y sin poder recordar nada de su pasado. Sin embargo, al poco de empezar empezará a encontrar notas dispersas por las habitaciones que irán desvelándole tanto como llegó hasta allí como que debe hacer a continuación. Pero Daniel no está solo. Por la mansión deambula una criatura de ultratumba que, de vernos, acabará con él sin compasión. El título de Frictional Games es un juego en primera persona, basado primordialmente en la exploración. Y es que en el juego no contamos con ningún tipo de armas para defendernos de los posibles encuentros con la criatura. La única manera que tenemos de sobrevivir es escondiéndonos, ya sea dentro detrás de las puertas, como dentro de un armario, o en un rincón oscuro.



Y aquí viene precisamente la mayor virtud de amnesia: la inmersión. Durante el juego, tanto la (tétrica) música de fondo, como los sonidos a nuestro alrededor (voces, susurros, golpes, pisadas, crujir de madera...) nos sumergirán tanto en la historia que los nervios se nos pondrán a flor de piel durante el 90 por cien del tiempo. Pero eso no es todo. Durante nuestro viaje por las entrañas de la mansión, encontraremos zonas más o menos iluminadas (algunas con visibilidad cero, literalmente). Es por eso que nuestro mejores aliados serán un candil que podemos sacar en cualquier momento, y yesqueros para encender velas situadas a lo largo de todo el caserón. El candil necesita aceite para ser mantenerse encendido, que iremos encontrando por las diferentes habitaciones. Un consejo que os doy es que no abuséis de él... por otro lado, los yesqueros abundan al principio, pero no hay que malgastarlos, porque de cara al final escasean que da gusto. Pero pensareis... bueno, si me quedo a oscuras y no me giño porque soy muy macho, no pasa nada ¿no? Pues si que pasa. Resulta que al permanecer a oscuras (y cuando presenciamos un evento perturbador) Daniel va perdiendo la cordura progresivamente. ¿Que quiere decir esto? Pues que empieza a emborronarse la pantalla, Daniel tiembla, habla solo, oye ruidos, el teclado y el ratón responde muchísimo más lentos, la pantalla se llena de insectos... así hasta morir. De ahí la suma importancia de la luz. Por tanto, aparte de la salud, tenemos un indicador de cordura, que solo se rellena permaneciendo en lugares iluminados. Todo un acierto, que hará que tengamos los huevetes en la garganta casi todo el tiempo. A todo esto, claro está, hay que sumarle la incertidumbre de cuando aparecerá la criatura.

Pero aparte del tema psicológico, luego están los sustos. Si señores, los sustos. Los hay pocos, pero están tan bien distribuidos que no os los esperaréis para nada. Como anticipio, podría dar este consejo: cerrad las puertas a vuestro paso si os persiguen. Pero no dejeis de correr. Que este cerrada la puerta no será un obstaculo por mucho tiempo.

En cuanto a la jugabilidad, no tira de grandes innovaciones ni nada parecido. Se limita a cumplir de maravilla lo que hemos de ir haciendo a lo largo de la historia. Aunque parezca una chorrada, quizá el ounto que más he disfrutado es la manera de abrir las puertas, que consiste en hacerlo como lo haríamos normalmente en la realidad. De esta forma, tanto en las persecuciones como cuando hayamos de entrar en una puerta entreabierta, somos nosotros los que "abrimos" la puerta personalmente. El problema es que nunca tienen colgado el cartelito de "empujar" o "tirar", y eso hará que suframos en algún momento de la partida hasta desquiciarnos. por otro lado, iremos encontrando puzzles para avanzar en el juego. puzzle que no diría que son complicados. Más bien la palabra que mejor los definiría sería rebuscados. Más de una vez nos romperemos la cabeza hasta dar con la solución.



Quizá el punto "más flojo" consista en el apartado gráfico. Al igual que la jugabilidad, cumple sin más. Esto se comoensa con un diseño gráfico, que es diferente, muy bien conseguido, tanto en la criatura como en escenarios. No obstante, de nuevo hay que decir que durante mucha parte del juego, aunque siguen siendo igual de terroríficos, los escenarios sufren una especie de "dejavú". Son muy parecidos entre sí.



"reacciones de un tipet jugando a amnesia por Skype"

En definitiva, con Amnesia: the darks descent, frictional games han conseguido que haya podido jugar al que sea posiblemente el juego en el que pero lo he pasado en mi vida videojueguil, al menos en algunos momentos. Es un juego sólido, inquietante y con momentos de verdadero infarto. Como siempre digo, un juego para jugar a oscuras, con cascos y a solas. Otro argumento a favor de los juegos independientes y con bajo presupuesto. Sin ir más lejos, este juego me hizo vender Oblivion, cacareado juego del año. Un placer.


VALORACIÓN

AMBIENTACIÓN---- 9
SONIDO---------- 9,5
GRÁFICOS--------8
DIVERSIÓN-------9
JUGABILIDAD-----9

NOTA FINAL------------------------------9

Un saludo,

Hasseo.

3 comentarios:

Gabriel Hernández dijo...

Creo recordar que a mi esta clase de juegos suelen ponerme muy cachondos XD, en este caso cuando descubri amnesia me proboco un orgasmo :).

Hasseo the Lizard dijo...

xDDDDDDDDDDDD

A mi me producen una mezcla de orgasmo y terror. SADOMASO vamos jajaja

Pero ya te digo, sorpresón del quince que me llevé cuando lo jugué.

Un saludo,

Hasseo.

AlexSaikö0 dijo...

Que asco me ha dado el video...otro juego, junto con el death space que me he de pasar.

Publicar un comentario